FOPEA premió investigaciones sobre narcotráfico, corrupción y malversación de fondos

La cuarta edición del Premio al Periodismo de Investigación que organiza FOPEA culminó anoche con la entrega de los premios a los ganadores en una ceremonia que se realizó en el hotel Emperador de esta ciudad. El ganador del Premio mayor al periodismo de investigación de este año fue el equipo del diario La Gaceta, de Tucumán.

Indalecio Sánchez- La Gaceta copia Premio Sclauzero

En la categoría Prensa escrita de alcance nacional, el periodista del diario La Nación Iván Ruiz fue premiado por su trabajo “Odebrecht: cuando la corrupción flota en el agua”, que revela pormenores del caso de corrupción de la empresa brasileña en Argentina. El jurado del Premio consideró que “se trata de una cobertura consistente, con seguimiento constante del tema para revelar cómo se armó la operación de corrupción más grande de Latinoamérica, perpetrada por una empresa privada, en connivencia con administraciones gubernamentales”.

En la misma categoría pero de alcance Provincial resultó ganador el equipo del diario La Gaceta, de Tucumán, por su investigación “Instituto de la Vivienda: Millones y obras bajo sospecha”. El jurado destacó la consistencia del trabajo y el esfuerzo profesional por tener todos los ángulos documentados. Este equipo, que además fue galardonado con el Premio Mayor estuvo integrado por los periodistas Federico van Mameren, Carolina Servetto, Matías Auad, Francisco Chico, Juan Manuel Montero, Franco Guevara, Daniel Fernández, Álvaro Medina, Ana Daneri, Alejandra Casas. Matías Quintana y Indalecio Sánchez.

En la categoría Informes en Medios Audiovisuales el ganador fue Luis Majul y su programa La Cornisa (América TV) por los informes sobre los vuelos de carácter personal que realizó Daniel Scioli con recursos públicos. El jurado valoró en este caso “el tiempo y la persistencia empleados en desanudar una historia que parecía blindada”.

En la categoría Medios Digitales, el ganador fue Juan Manuel González, para Chequeado, por un informe sobre la muerte de niños en cortaderos de ladrillos en Córdoba.

Por su parte, un informe de Pablo Calvo sobre las FARC, publicado en la revista Viva, de Clarín, obtuvo el premio en la categoría Periodismo de Profundidad; mientras que en la categoría Estudiantes (Reconocimiento especial James Rowe), la ganadora fue Luciana Coraggio, de la Universidad Católica Argentina, por su nota sobre los gastos de campaña del gobierno en redes sociales.

El jurado estuvo integrado por por los reconocidos periodistas de investigación Mabel Rehnfeldt, de Paraguay; Ignacio Rodríguez Reyna, de México; y Sergio Carreras, de Argentina.

En el marco del mismo concurso, en la categoría Libro de investigación periodística, el jurado formado por Héctor D’Amico, Norma Morandini y María Fernanda Villosio otorgó el primer premio a Los Monos, de Germán de los Santos y Hernán Lascano cuya investigación se centra en el grupo narco de Santa Fe.

La ceremonia en la que se realizó la entrega del Premio FOPEA tuvo lugar en el Hotel Emperador de la Ciudad de Buenos Aires. De la velada participaron socios de FOPEA de todo el país, los finalistas del premio y periodistas reconocidos en gráfica, radio y televisión. La celebración se realizó luego de dos días de intenso trabajo en el marco del XII Congreso Internacional de Periodismo FOPEA, en la Universidad de Palermo, este año junto a la Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (COLPIN).

Tanto Néstor Sclauzero, presidente de FOPEA, como Daniel Santoro, creador del Premio, apuntaron a la importancia del periodismo de investigación para combatir la corrupción, tanto la que se produce desde el Estado como desde empresas y organizaciones privadas. También reclamaron más medidas de protección para los periodistas para que éstos puedan seguir siendo el contralor del poder.  El presidente de FOPEA además Néstor Sclauzero, y varios de los ganadores manifestaron su solidaridad con los más de 100 periodistas de DyN afectados por el cierre de esa agencia de noticias.

Esta premiación se realizó gracias al apoyo de la empresa Swiss Medical.